Carlos Araujo Storytelling

Blog

Atardecer caluroso en sesión de novios

Marcela y Jonathan han estado comprometidos por un tiempo y me han encomendado tomar las fotos de su boda en Diciembre. Pero el fin de semana pasado nos reunimos para hacer una sesión pre boda y podernos conocer mejor,  así como también mostrar la forma en que trabajo.

Es divertido porque tal como le pasa a muchas personas, ellos se sentían bastante tímidos e inseguros por tener que estar frente a la cámara. Fueron varias veces las que escuché expresiones como "no somos fotogénicos" y "ojalá no te decepcionés con las fotos que tomés". Mi respuesta siempre fue que no pensaran en eso, que nada más se ocuparan en relajarse y ser ellos mismos. Fotos buenas siempre van a haber mientras se note la conexión entre ellos y haya suficiente confianza conmigo para que no se guarden nada. Una que otra broma de por medio ayuda a romper el hielo y conseguir sonrisas genuinas también.

Al final todo fluyó muy bien, había colaboración mutua y a pesar de la pena ellos se desenvolvieron excelente. Aunque ellos no lo creían del todo, les comenté que fueron muy buenos durante la sesión, y yo me divertí tomándoles fotos.  

Les quiero compartir los resultados de ese día, y en especial a Marce y Jonathan, ¡espero disfruten las fotos!